Contribuir y brindar tratamientos accesibles al bienestar individual, familiar y social a través de la transformación de seres humanos afectados por el consumo de sustancias adictivas que alteran el estado de ánimo al mejorar su calidad de vida en base a su recuperación.